Los voluntarios y voluntarias que participaron en el reparto de comida del día de Reyes han hecho posible, otro año más, que decenas de personas que viven en las calles de la ciudad reciban alimento y un poco de compañía acogedora.

 

“No hay nada como la sonrisa y la mirada de agradecimiento”. En sus relatos, los voluntarios reconocieron que se aprende mucho con estos actos de generosidad, aunque sean pequeños.

 
 campananavidad14

Voluntarios de Nueva Acrópolis preparando la comida para el reparto